El erizo Púas, la mascota de la clase, se utilizara desde los primeros días como recurso para acercar afectivamente a los alumnos/as al nuevo entorno. Es un personaje cercano a ellos con el que pueden interactuar y sentirse identificado; además, les acompañará en su progresiva incorporación a las rutinas y actividades del día a día.

El formato marioneta ayudará a conseguir estos objetivos ya que se puede utilizar para:

  • Saludar y despedir a los niño/as en la Asamblea.
  • Indicar cada rutina: Púas se va a lavar las manos, ¿vamos con él?.
  • Vamos a jugar con Púas al patio.
  • Púas se viene a dormir con nosotros/as.
  • Comenzar a contar un cuento.
  • Acompañarlos a ver los espacios de la escuela.