El objetivo último de la estimulación sensorial en los bebes es el desarrollo de la inteligencia necesario para obtener éxito en las actividades escolares, sociales y laborales.

La inteligencia es la suma de las funciones de todas las aéreas cerebrales que nos permiten interactuar con el mundo exterior.

El desarrollo de la inteligencia en el Método Glenn Doman

La inteligencia potencial de los niños, según Doman es superior a la de Leonardo da Vinci. Por este motivo es importantísimo trabajar con los alumnos desde muy corta edad. Si se hace se podrá conseguir el mayor número de conexiones neuronales.

Si minusvaloramos la inteligencia potencial en los primeros años de vida, desperdiciamos buena parte de sus mejores años de aprendizaje y desarrollo del intelecto.

Un ambiente pobre en estímulos ocasiona un desarrollo neurológico lento y malo.

Con una estimulación sensorial sistemática y de calidad, desde el nacimiento, los niños alcanzan una inteligencia superior.

 

María del Carmen Martín- Irañeta

Directora del CEI San Nicolás