TEN EN CUENTA QUE…

Algunos materiales utilizados para el desarrollo de la expresión musical pueden resultar peligrosos para los niños. Por tanto, hay que vigilar permanentemente a los alumnos cuando manipulen estos objetos.

La expresión musical y la expresión corporal están íntimamente relacionadas, por lo que es frecuente que en las actividades relacionadas con la música, los niños se activen y se muestren más inquietos. En tal caso, aprovechar dicha actividad para trabajar el desarrollo motor.

Es fundamental dejar siempre un espacio para que los niños puedan desarrollar su creatividad y su capacidad expresiva.

Ejemplo de actividades de expresión musical
LA MAGIA DE LA MÚSICA
  • Objetivo: Escuchar audiciones musicales con atención.
  • Actividad: En un ambiente relajado y cómodo, escuchar piezas musicales adecuadas a la edad de los niños/as.
  • Ampliación: Acompaña las audiciones con gestos asociados, o marcar el ritmo con sonidos producidos por el cuerpo (palmas, patadas, etc..).
EL CUENTO MUSICAL
  • Objetivo: Asociar sonidos con elementos no sonoros.
  • Actividad: Narrar un cuento asociando cada personaje a un instrumento determinado. Cada vez que se nombre a un personaje, hay que hacer sonar el instrumento asociado. Al final, los niños tienen que adivinar quién va a aparecer en la narración, solo por el sonido.
  • Ampliación: Asociar a otros elementos: colores, formas, etc..
CANCIONES LOCAS
  • Objetivo: Interpretar y acompañar canciones.
  • Actividad: Interpretar algunas canciones conocida por los niños/as, pero variando:
    • Velocidad: rápida/lenta.
    • El tono: grave/agudo.
    • La intensidad: alta/baja.
  • Ampliación: Acompañar la canción con gestos asociados.