Esta propuesta no es algo tangible, sino más abstracto y compleja.  Experimentación con diferentes intensidades de luz y carencia de ella. Sesiones previas de familiarización en la Asamblea. Empezamos por apagar la luz al final de la Asamblea.

Estaremos cerca de los niños y de las niñas y les hablaremos en todo momento para que no pierdan el contacto auditivo aunque no vean: Vamos a terminar la Asamblea de una forma especial. Me voy a levantar, me voy a ir a la puerta y voy a apagar la luz.

¿A que no me veis? ¡Tachán! ¡Ya estoy aquí!

Cuando la propuesta vaya perdiendo interés se cerrará, pero puede alargarse indefinidamente, ya que ofrece muchas posibilidades. Como cierre se utilizará la lámina 19, un troquel de gafas (anteojos). En su reverso pegarán papel celofán de colores a modo de cristales y experimentarán mirando a través de ellos.