Los bebes notan mucho los cambios, por este motivo hasta que se vuelvan adaptar a la rutina, habrá que dedicar un tiempo para que se vuelvan a familiarizar con sus compañeros y el entorno.

Repetiremos durante algunos días actividades del primer trimestre para lograr este propósito.

Una vez conseguido nos centraremos en las actividades propias para su nivel y desarrollo.